[PUBLICACIÓN PEDIDA] ¡Ahora nos toca a nosotros!

PUBLICACIÓN PEDIDA

La Historia demuestra que la Juventud estuvo siempre presente en la discusión y construcción de la Patria. Esto por su rol fundamental a la hora de aportar una mirada diferente, desde la creatividad y las convicciones, siendo el semillero donde se forman buena parte de los líderes y cuadros dirigentes del país, que hoy como ayer está llamada a asumir su responsabilidad en el nacimiento de una nueva acción política, un nuevo rumbo, rompiendo con los vicios del pasado.

Hoy nos encontramos ante un desafío y una oportunidad histórica: ser partícipes decisivos en la construcción de un país, de una provincia y de una Ciudad que enarbole y haga realidad las tres banderas fundamentales del Peronismo, nos referimos, claro, a la Soberanía Política, la Independencia Económica y la Justicia Social. La Argentina necesita más que nunca del aporte de la Juventud para poder llevar adelante con éxito esta imperiosa tarea.

Debemos perder el miedo a la participación, rompiendo el aislamiento y aportando a la unidad desde la diversidad, sumando nuestra energía y creatividad para ponernos en sintonía con los tiempos que vivimos.

Construyendo organización en los barrios, en los clubes, en los sindicatos y en todo lugar donde el pueblo sienta vulnerados sus derechos. Siempre siendo coherentes y responsables con la sociedad que queremos y que nuestro pueblo necesita.

Tenemos la responsabilidad histórica que el Peronismo vuelva a enamorar, que vuelva a ser la síntesis del movimiento nacional y la herramienta política que lleve al pueblo hacia la liberación del yugo de quienes intentan someterlo.

Esta meta es imposible desde el sectarismo, por eso es necesario y urgente abrir el debate a todas las fuerzas sociales y políticas democráticas que están en condiciones de brindar su aporte, sin mezquindades, poniendo énfasis en la unidad.

Dicho intercambio de ideas debe desarrollarse en gran amplitud, al margen de prejuicios y fragmentaciones históricas, buscando articular denominadores comunes y, sobre todo, procurando colocar los objetivos trascendentes por encima de divergencias coyunturales. Intentando también incorporar las variables regionales y locales como elementos enriquecedores que dejen diversificar estrategias que nos permitan avanzar en la reconstrucción de un Proyecto Nacional y Popular que nos contenga a todos y todas.

“Las masas no valen ni por el número ni por la capacidad de sus componentes, valen por la clase de dirigentes que tienen a su frente.” Juan Domingo Perón.

JUVENTUD PERONISTA CHIVILCOY

Comentarios