fbpx

CULTURA
[Video] Falleció Ethel Balderrín de Bacigaluppo, una parte de la historia cultural de nuestra ciudad

Este sábado 8 de agosto falleció Ethel Balderrín de Bacigaluppo -Teté- quien formara parte de la agenda cultural de nuestra ciudad durante muchos años, a través de su faceta como pintora, y como profesora de este arte que tanto amaba.

ETHEL BALDERRÍN DE BACIGALUPPO

Nació en Chivilcoy (Bs.As.), realizó sus estudios primarios y secundarios en la Escuela Normal “Domingo F. Sarmiento”, obtuvo el título de Maestra Bachiller Normal Nacional.

El Conservatorio “Fracassi le otorgó el título de Prof. Superior de Piano y en la Escuela Superior de Artes Visuales recibió el de Prof. Superior de Pintura.

Pintó desde muy joven (aún mucho antes de estar graduada) y se especializó en numerosos cursos de perfeccionamiento en Chivilcoy, Mercedes, Buenos Aires.

Ethel Bacigaluppo en el homenaje realizado en marzo de 2018, junto al Intendente Britos

Recibió numerosos premios, entre otros, se destacan:

• 1er premio Medalla de Oro P. Falabella (1960).
• 3er premio Diseño de Medalla Escuela de Artes Visuales.
• 2do premio Logo de “Hodime”; “Hermano Grillo” a la trayectoria Plástica (1991).
• 1er premio Pintura figurativa Arte San Telmo (1995).
• 2do premio Pintura Abstracta Salón en “Núcleo de Arte”.
• 2do premio Pintura Abstracta Museo de Bellas Arte “Laureano Brizuela” Catamarca (1995).
• 3er premio Pintura Abstracta Museo de Arte de Santa Rosa (La Pampa).
• 1er premio Concurso Ceiba-Geigy en CEMED (1996).

Bacigaluppo, en otra muestra en el Pompeo, en compañía de amigas

Intervino en exposiciones colectivas en Buenos Aires, Catamarca, Neuquén, La Plata. En Uruguay, España y Francia.

Realizó muestras individuales en Chivilcoy, Luján, Buenos Aires.

Sobre Ethel, en ocasión del homenaje que se le brindara en el Museo de Artes Plásticas Pompeo Boggio durante la celebración del Día Internacional de la Mujer, el pintor Miguel Ronsino escribió:

“Pienso en esta pequeña muestra que reúne los trabajos de Teté y la veo en mí, como quien ve en un sueño, animales marinos antiguos viajando en grupo, emergiendo ante nosotros como lo hacen las cosas maravillosas. Estos animales cuando salen a superficie nos dejan ver solo una parte de si, desnudan solo algo de sus cuerpos en este viaje reconcentrado. Lo demás, lo que no se ve -me digo-es lo que llevan en sus pliegues/vientre. Los veo como quien ve alucinando el comienzo de algo, los veo viajando para parir algo en algún lugar y “eso” que parirán, lo sé, es anterior a ellos mismos.
Es la poética misma de la obra de Teté, de toda su obra, revelada amorosamente en nosotros”.
Miguel Ronsino

VIDEO

  1. Que gran artista y mejor persona. la vamos a extrañar.

Comentarios cerrados