RECONOCIMIENTO
Reconocimiento al joven estudiante Santino Besso tras obtener la medalla de oro en la Olimpiada Nacional de Astronomía

El intendente Guillermo Britos reconoció a Santino Besso, el joven estudiante chivilcoyano, que obtuvo la medalla de oro en la Olimpiada Nacional de Astronomía, desarrollada en Córdoba días atrás.

Estuvieron acompañados por la jefa distrital de Educación, Liliana Varela; el profesor y tutor del joven premiado, Maximiliano Falótico; y miembros de su familia.

En este marco, el jefe comunal felicitó a Santino por su destacado desempeño y le auguró un gran futuro: “En representación de toda la ciudad lo reconocemos como un ejemplo para Chivilcoy por sus logros del último tiempo”.

Por su parte, el joven explicó: “Esta medalla es el resultado de cuatro años de participación. En los dos primeros años obtuve la medalla de bronce, después una mención de honor, y ahora ésta de oro, lo que me habilita el pase a la Olimpiada Latinoamericana de Astronomía y Astronáutica, en donde habrá representación de cuatro delegados por país participante”.

Con respecto al desarrollo de la Olimpiada Nacional de Astronomía, Santino precisó que consta de dos etapas, por un lado, una observacional en un planetario, y después una instancia teórico-práctica, con un temario muy amplio.

“La Olimpiada tiene una vara muy alta, con una exigencia de gran complejidad, que hasta ellos mismos reconocen, y que permite que lleguemos en buen nivel a la competencia internacional”, detalló.

Respecto a su futuro, el joven que concurre a la Escuela Normal de nuestra ciudad contó: “Mi idea es estudiar la Licenciatura en Física en la Universidad Nacional de La Plata, y luego especializarme en Astrofísica, buscando después continuar mi preparación en el Instituto Balseiro”.

En tanto, su profesor Maximiliano Falótico, comentó que su papel fue brindarle herramientas matemáticas y acompañarlo como tutor en este certamen: “Santino estuvo todo el año preparándose conmigo en el Instituto Superior de Formación Docente, en 2° año, como un alumno más, y acá están los resultados”.

“Fue una experiencia distinta, porque si bien ya había estado en una Olimpiada de Matemática, era la primera vez que lo hacía en una de Astronomía, que percibí que es mucho más humana, porque no es sólo el examen, sino que después se juntan los participantes y comparten un momento, siendo así una experiencia muy enriquecedora”, manifestó.

Comentarios