fbpx

POLICIALES
Femicidio de Ludmila Pretti: el sospechoso fue a la comisaría, dijo que quería colaborar y luego huyó

El padre de la víctima contó que estuvo con el presunto asesino en la comisaría, pero que el joven se escapó. “No lo tendrían que haber dejado salir, estuvieron muy lentos”, dijo el padre. Una vecina del sospechoso escuchó gritos y una discusión entre Ludmila y el joven, que no la dejaba irse de su casa. “La hipótesis es que a la chica la intentaron abusar, que se resistió y la ahorcaron”, sostienen los investigadores.

El padre de Ludmila Pretti, la adolescente de 14 años asesinada en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, aseguró que el principal sospechoso del crimen estuvo hablando con él en la comisaría y se fugó cuando dijo que iba a buscar el documento. En sus declaraciones apuntó contra el accionar “lerdo” de la justicia y pidió que el caso comience a avanzar con la celeridad que merece.

Decenas de familiares, amigos y conocidos, realizaban esta tarde una marcha frente a la comisaría 6ta de Moreno, en reclamo de Justicia y de la detención del presunto autor del femicidio.

“No lo puedo creer, la justicia fue muy lerda, esperaron demasiado”, expresó en la puerta de la comisaría Leandro, el padre de la víctima, al portal local de noticias Semanario Actualidad.

El cadáver de Ludmila Pretti, quien estaba desaparecida desde el domingo a la madrugada después de haber ido a una fiesta junto a sus amigos, fue hallado este lunes entre dos colchones en la casa donde se realizó la reunión, ubicada en el cruce de las calles Vidt y Ñanduti, en el oeste del conurbano.

Según el relato de los amigos de su hija, que repasó Leandro, Ludmila “desaparece a las 7 de la mañana” del domingo, cuando se disponía a regresar a su casa.

“Los traje uno por uno a los que habían ido a la fiesta y dijeron que no se había ido caminando, que estaba a cuatro cuadras de la casa”, agregó.

PRINCIPAL SOSPECHOSO

El principal sospechoso del femicidio, Cristian Adrián Jerez (19), se encuentra prófugo. De acuerdo al relato del papá de Ludmila, el joven se habría escapado luego de haber estado con él en la puerta de la comisaría.

“El que se fugó, estuvo hablando conmigo, me vio a la cara, dijo que iba a buscar el documento y no volvió nunca más, no lo tendrían que haber dejado salir”, afirmó.

Una fuente de la investigación reveló que un tío del joven declaró que cuando lo trasladaba en auto desde la comisaría 6ta. de Moreno, a donde presuntamente había ido a colaborar con la búsqueda, hasta el domicilio donde después se encontró el cuerpo, Jerez se bajó del vehículo y huyó.

“Se lo llevó el tío y supuestamente se le tiró del auto, pero quiero ver las cámaras. Está por la zona, no se va a ir”, dijo el padre de la víctima, quien denunció que después de la fuga el sospechoso “subió un estado” en sus redes sociales desde Gregorio de Laferrere, donde lo buscaba la policía.

“Es un desgraciado, un sinvergüenza, un violín hijo de puta. Yo ya perdí a mi hija, no me importa más nada”, sostuvo el padre.

El informe preliminar del médico forense que fue a la escena del crimen es que la adolescente fue ahorcada y que el crimen ocurrió entre las 6 de la madrugada y las 12 del mediodía del domingo.

“La hipótesis es que a la chica la intentaron abusar, que ella se resistió y la ahorcaron. Para corroborarlo, esperamos los resultados de la autopsia”, informó una fuente judicial.

Tras el hallazgo del cadáver, el fiscal obtuvo el testimonio clave de una vecina de Jerez, que habita otra vivienda en el mismo predio, quien relató a los investigadores que alrededor de las 7 de ayer escuchó gritos y una discusión entre Ludmila y el sospechoso, en la que la chica se quería ir y el joven no la dejaba. [Página 12]