fbpx

POLÍTICA
El proyecto de reforma judicial impulsado por el Gobierno Nacional se aprobó en el Senado

Tras recibir los 40 votos esperados, ahora será debatido en la Cámara de Diputados, donde el panorama se prevé más complejo para el oficialismo.

El oficialismo aprobó en el Senado el proyecto de reforma judicial y logró enviarlo a la Cámara de Diputados tras un extenso debate en el que destacó que la iniciativa “fortalecerá” a la justicia federal en todo el país, mientras la oposición insistió en que se busca “impunidad” y cuestionó la creación de nuevos cargos.

La iniciativa recibió los esperados 40 votos afirmativos y 26 negativos.

Con la aprobación del proyecto sostenida por su mayoría de 41 votos, el Frente de Todos destacó que la iniciativa permitirá el “fortalecimiento de la Justicia Federal” en la ciudad de Buenos Aires y especialmente en las provincias, y afirmó que apunta a “la necesidad de recuperar la independencia de los jueces”.

El proyecto de reforma judicial impulsado por el Gobierno tiene entre sus puntos principales la unificación de los juzgados que entienden en delitos federales bajo la denominación de fuero Penal Federal.

El oficialismo hizo varios cambios al proyecto, entre los que se destacó el hecho de dejar de lado la unificación de los fueros Civil y Comercial y Contencioso Administrativo, algo que también había sido cuestionado por jueces de esos fueros.

Otro fue que los sorteos de causas serán “grabados mediante medios técnicos bajo apercibimiento de nulidad” para garantizar la “transparencia” y se mantendrá el examen escrito para los concursos de selección, conservando el anonimato.

A pedido del oficialista Oscar Parrilli una cláusula que afianzó más el rechazo de la oposición y que exhorta a los jueces a denunciar “en forma inmediata” supuestas presiones “de los poderes mediáticos”.