fbpx

TRABAJOS EN LA IGLESIA MAYOR
El Padre Federico Lagoa hizo referencia a las diferentes actividades a las que están abocados en el Templo

Puntualmente enfatizó el comienzo de la refacción del Templo, con pequeñas obras, teniendo en cuenta que se trata de un monumento declarado histórico a nivel nacional.

El Padre de la Parroquia San Pedro Apóstol, Federico Lagoa, hizo referencia a las diferentes actividades a las que están abocados, como la refacción del Templo, el desarrollo de las diferentes tareas y las propuestas solidarias.

En cuanto a la refacción del Templo, que desde el 2010 es un monumento histórico nacional, explicó que “gracias al MOACH, que están gestionando y a la vez supervisando, lo que necesita la instalación, se llevarán a cabo las grandes remodelaciones que se harán”.

Pero, mientras tanto, informó que “se comenzó a resolver el tema de las filtraciones de agua, que son obras mínimas”.

“Necesitamos recaudar fondos para este fin, por eso ya hicimos una venta de locro y ahora de empanadas”, sostuvo.

En otro orden de cosas, respecto a la vuelta a las distintas actividades, expuso: “Hemos retomado las misas presenciales con mucha alegría de la comunidad, para que quienes deseen acercarse puedan hacerlo”.

Asimismo, remarcó que el catecismo siguió funcionando, a pesar de la pandemia, con las clases en forma online, por lo que felicitó a los catequistas por adaptarse a esta situación.

Por último, indicó que “también continuamos con la colaboración que se brinda desde Caritas, a través de la colecta de alimentos, que se realiza cada principio de mes, en las dos sedes”.

“La verdad es que, así como se triplicó la demanda también se triplicó la ayuda, así que es destacable la generosidad de la gente”, enfatizó

También tenemos funcionando los “roperitos”, en los cuales se vende con un valor simbólico la ropa que dona la comunidad. “Cabe tener en cuenta que estos precios son puestos de manera simbólica y que ese dinero que se colecta vuelve a la comunidad de distintas formas”, aclaró.