fbpx

JUZGADO DE PAZ
El Juzgado de Paz de Chivilcoy reabrió sus puertas para la atención al público

La sede había permanecido cerrada desde el 7 de agosto, siguiendo el protocolo sanitario.

Por su parte, el juez de Paz, Eduardo Banchero, emitió un comunicado explicando el cumplimiento del protocolo y las actuaciones realizadas: “Atento a rumores y falsas e incorrectas versiones que han tenido lugar en los pasados días, escribo estas líneas a fin de esclarecer y exponer la realidad de los hechos conforme el cumplimiento del Protocolo correspondiente al COVID-19 en el Juzgado de Paz Letrado del Partido de Chivilcoy. El día martes 4 de agosto del corriente asistí como durante toda la pandemia a mi lugar de trabajo sito en el Juzgado a mi cargo, sin presentar ni mi familia ni quien suscribe ningún tipo de sintomatología”.

“A media mañana, recibí un llamado de mi esposa, quien me comunicó que uno de mis hijos presentaba síntomas de anosmia (falta de olfato), motivo por el cual iba a ser sometido a un test de hisopado en el Hospital Municipal. A raíz de eso, me retiré del establecimiento al ser contacto estrecho con aquel, y desde ese día no he concurrido al Juzgado”.

“El día miércoles 5 de agosto amanecí con decaimiento y dolor de cabeza, por lo cual, siendo mis funciones laborales consideradas tareas esenciales, a las 9 horas concurrí al Hospital Municipal para realizarme el hisopado correspondiente. Al finalizar el test, se lo informé al funcionario a cargo del Juzgado en mi ausencia, a fin de que efectuara las comunicaciones a los organismos correspondientes, y permanecí en mi domicilio a la espera de los resultados. Sin perjuicio de ello, el día jueves 6 de agosto, transmití telefónicamente lo sucedido a la Superintendencia de la Justicia de Paz de la SCBA y a la Delegación de Sanidad de Mercedes, la cual me otorgó una licencia provisoria hasta el día 10 de agosto, la que sería revaluada una vez obtenido el resultado del test COVID-19”.

“Asimismo, como consecuencia de la licencia otorgada, los funcionarios a cargo del Juzgado de Paz del Partido de Chivilcoy procedieron a cerrar el organismo por orden de la Superintendencia, constituyéndose como Juez Subrogante la titular del Juzgado de Paz del Partido de Suipacha. Como es de público conocimiento, recibí el resultado de mí hisopado el día domingo 9 de agosto, el cual reveló COVID-19 positivo. Como consecuencia, mi licencia laboral fue extendida para una nueva revaluación al día 24 de agosto, y procedí a cumplir con el aislamiento social y obligatorio ordenado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires”.

“Cumplidos los 14 días de confinamiento, en fecha 20 de agosto recibí el alta de aislamiento por parte de la Municipalidad de Chivilcoy; mientras que el día 24 de agosto, luego de la revaluación correspondiente, cesó la licencia laboral antes mencionada, rehaciéndome cargo del Juzgado de Paz de nuestra ciudad”.

“Por todo lo expuesto, resulta evidente que en todo momento se cumplió con el Protocolo correspondiente al COVID-19 establecido por la Delegación de Sanidad de la SCBA, puesto que desde el día martes 4 de agosto hasta obtener las altas médicas antes referidas no concurrí al Juzgado de Paz de Chivilcoy y cumplí con el correspondiente aislamiento, efectuándose durante el transcurso de los días las diligencias y comunicaciones debidas por intermedio de los funcionarios de nuestro Juzgado”.