TECNOLOGÍA
El futuro de la industria automotriz llega a Argentina

El futuro de la industria automotriz está llegando a Argentina. A la espera de que en los próximos años circulen por las calles cada vez más vehículos eléctricos, la fabricación nacional de estos nuevos modelos mantienen las esperanzas de un mañana mejor.

Los automóviles eléctricos llegaron al mercado en la década de 2010. Sin embargo, las ventas se concentraron en tan solo diez países: Japón, China, Estados Unidos, Canadá, Suecia, Noruega, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Países Bajos. Esto se debe, principalmente, a la falta de infraestructura que permita el uso de tecnología alternativa y el precio al que se comercializan estos nuevos modelos. Sin embargo, lentamente comenzaron a aparecer en Argentina y, hoy en día, ya se fabrican los primeros modelos en este país. ¿Cómo es el Sero Electric y cuáles son las principales ventajas de los autos impulsados por motores eléctricos?

Sero Electric

El Sero Electric es el primer auto eléctrico fabricado en Argentina y tiene tres carrocerías: sedán, camioneta alta y camioneta baja. Debido a la gran diferencia entre el desarrollo de la industria en países como este, el modelo será un vehículo con circulación restringida. Es decir, solo podrá circular en calles y avenidas. Con capacidad para transportar únicamente a dos pasajeros, su motor contará con 5,6 caballos de fuerza y alcanzará una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora. Además, el vehículo contará con dos tipos de baterías que determinarán su precio: las baterías de plomo serán más económicas, pero tendrán una menor vida útil y autonomía que las de litio, que son las que se utilizan en casi todo el mundo. Dada la falta de inversiones de Argentina, aún falta mucho para que se fabriquen y comercialicen nuevos modelos. Sin embargo, la llegada del Sero Electric implica muchos beneficios en relación con su uso y el medio ambiente.

Principales ventajas de los nuevos modelos

Los autos eléctricos presentan numerosas ventajas frente a los modelos tradicionales impulsados por combustibles fósiles. Los modelos tradicionales son responsables aproximadamente del 25% de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. El uso de los autos eléctricos representaría, en cambio, un desarrollo tecnológico basado en energía verde que implicaría menos emisiones. De esta manera, los autos eléctricos jugarían un rol central para combatir el cambio climático.

Además de los beneficios para el medio ambiente, estos vehículos también representan significantes ahorros para sus propietarios. Recorrer 100 km con un auto eléctrico implica entre un 8 y un 10% menos del gasto que se debe realizar para propulsar los autos tradicionales. A esto debe sumarse un menor costo de mantenimiento ya que, como estos nuevos modelos no utilizan aceite, filtros ni correas, su mantenimiento se reduce en un 50% menos. Asimismo, el motor no sufre tanto desgaste porque no está compuesto por pequeñas piezas, sino por baterías sólidas. Por la forma en la que está construido el auto, las visitas al mecánico serán menos frecuente y, por lo general, tendrán que ver con los amortiguadores o frenos del vehículo.

El futuro de la industria automotriz está llegando a Argentina. A la espera de que en los próximos años circulen por las calles cada vez más vehículos eléctricos, la fabricación nacional de estos nuevos modelos mantienen las esperanzas de un mañana mejor.

Comentarios