fbpx

SALUD
Dra. Palmegiano: Síndrome Premenstrual, anticonceptivos y la importancia de sentirse cómoda a la hora de asistir al consultorio

La especialista en Endocrinología ahondó en temas fundamentales para todas las mujeres.

La médica endocrinóloga, Agustina Palmegiano, brindó detalles sobre el síndrome premenstrual y su variante más severa el síndrome disfórico premenstrual. También se refirió a las pastillas anticonceptivas y a la importancia de sentirse cómoda a la hora de asistir al consultorio.

En relación al síndrome premenstrual explicó: «Hay mujeres que realmente sufren previo a sus menstruaciones, malestar, dolores, ansiedad». «En el 90% de las mujeres se da uno o más síntomas somáticos y emocionales con diversos grados de gravedad durante los días previos a la menstruación conocido como Síndrome Premenstrual», sostuvo.

En este sentido, remarcó: «La paciente debe informar al menos uno de los síntomas durante los cinco días anteriores a la menstruación en cada uno de los tres ciclos menstruales precedentes».

Y agregó: «Los síntomas deben aliviarse dentro de los cuatro días posteriores al inicio de la menstruación, sin recurrencia hasta al menos el día 13 del ciclo».

«Los distintos síntomas de tipo afectivos son arrebatos de ira, ansiedad, depresión, confusión, irritabilidad y aislamiento social. En cuanto a los síntomas de tipo somáticos son distensión abdominal, tensión mamaria, cefalea, dolores articulares o musculares, edema de miembros inferiores y aumento de peso», detalló.

En tanto, Palmegiano aclaró que «existe también el síndrome disfórico premenstrual que se trata del extremo más severo del síndrome premenstrual, el cual afecta al 5-10% de las mujeres en edad fértil».

En estos casos, los síntomas son labilidad afectiva, irritabilidad, depresión y ansiedad, teniendo que tener al menos cinco síntomas asociados a los descriptos.

Al respecto, señaló que lo importante es saber que «existe tratamiento para esto, en el cual se incluye medicación y modificaciones en el estilo de vida, como ejercicio y dieta saludable, disminuyendo alcohol, cafeína y azúcar; mejorar el sueño; y técnicas de reducción del estrés, como la meditación».

Sobre esto, remarcó: «Es un tema del que no se había mucho, y a su vez es difícil llegar a un diagnóstico adecuado, por lo cual aconsejó que ante la aparición de cualquier síntoma se debe hacer la consulta con el médico ginecólogo y endocrinólogo lo antes posible».

Por otro lado, en cuanto a las pastillas anticonceptivas recordó que «es importante que quienes la consumen sepan si consumen pastillas con estrógenos y progesterona, ya que las libres de estrógeno no presentan riesgo trombótico».

En cuanto al Covid-19, explicó que no necesariamente se debe suspender el consumo de las mismas pero que hay que ciertas cuestiones a tener en cuenta: «En el caso de mujeres que sean internadas en sala general o permanezcan en domicilio, se sugiere rotar a anticoncepción con pastillas de solo gestágeno, si presentan sintomatología respiratoria severa o neumonía, o factores de riesgo trombótico arterial o venoso».

«Si una paciente tiene un cuadro con síntomas leves, pero presenta asociado algún factor de riesgo como obesidad, tabaquismo, inmovilización, edad mayor a 35 años, diabetes, hipertensión o presencia de comorbilidades con riesgo trombótico es recomendable rotar la anticoncepción hormonal combinada (ACO, parches, anillos e inyectables combinados) a anticonceptivos con desogestrel o drospirenona. La anticoncepción libre de estrógenos no presenta riesgo trombótico», continuó.

Y agregó: «Las mujeres con cuadros leves, sin factores de riesgo asociados, pueden mantener la anticoncepción hormonal combinada, aun con diagnóstico de Covid-19».

Por otro lado, informó que «a la hora de vacunarse contra el Covid-19 no se debe suspender ningún tipo de medicación».

Por último, en otro orden de cosas, destacó la importancia de que «la consulta médica sea un espacio seguro, donde el paciente pueda plantear sus dudas y problemáticas sin miedo sobre lo que dirá el médico».

«Tenes que sentirte cómodo y que te expliquen que te está pasando», exclamó.

En este sentido, amplio: «La tarea del médico es guiar, acompañar, aconsejar y explicar las consecuencias de no seguir el tratamiento indicado»

«Está estudiado que los pacientes que se sienten cómodos y seguros con sus médicos son los que más adhieren a sus tratamientos», concluyó.