Carta documento docente reclamando la apertura de paritarias

RECLAMO GREMIAL

El Frente de Unidad Docente Bonaerense presentó una intimación al ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas, para que convoque en el plazo de 48 horas a la paritaria. “Vamos a estar esperando la contestación de la carta documento entre lunes y martes. Si terminamos la semana sin una respuesta, va a ser más que vergonzoso”, advirtió la secretaria adjunta de Suteba -uno de los gremios que integran el FUDB-.

Mirta Petrocini y Roberto Baradel, del Frente de Unidad Docente Bonaerense

Además, adelantó que, en los próximos días, los maestros continuarán “recorriendo distritos de la provincia de Buenos Aires, organizando reuniones con docentes y padres y elaborando un informe sobre la situación de infraestructura”.

En la intimación presentada el viernes, los gremios recordaron que “el artículo 12 de la Ley 13.552 otorga la facultad a dicho Ministerio, como la autoridad provincial en el ámbito paritario, a convocar a la negociación a pedido de una de las partes”; y precisaron que esa acción “no se encuentra cumpliendo en la actualidad”. Además de Suteba, al FUDB lo conforman UDOCBA, FEB y AMET. El martes pasado habían tenido un encuentro con las autoridades en la cartera de Trabajo provincial, donde el subsecretario del ministerio, Horacio Barreiro, dijo que la convocatoria a negociar la paritaria sería en el transcurso del mes de febrero. El funcionario adujo que las paritarias “siempre se hicieron en febrero” y aseguró que “no hay muchos antecedentes de que se hayan hecho con anterioridad”.

“Para cerrar la paritaria 2018 es tardísimo, porque los docentes hoy tenemos una pauta salarial que nos deja por debajo de la línea de pobreza, y para comenzar a discutir el salario de este año qué mejor que hacerlo en enero, como lo hizo este Gobierno en el año 2016, cuando recién asumían”, respondió Torre a los dichos del funcionario. En ese sentido, señaló que “esto desenmascara y corre el velo de las reales intenciones de la gobernadora Vidal que, evidentemente, quiere convivir con la comunidad educativa en conflicto con un claro objetivo político”. “Nosotros, en cambio, queremos que las clases comiencen el 6 de marzo”, afirmó la dirigente.

Los maestros quieren un aumento del 18 por ciento para compensar lo perdido el año pasado, más una cifra que compense la inflación estimada para 2019 y una cláusula gatillo. Además, en el foco del conflicto se encuentran las condiciones de infraestructura, desnudadas por la tragedia de la escuela 49 de Moreno, ocurrida hace seis meses exactos, tras la explosión por una pérdida de gas que causó las muertes de Sandra y Rubén, la vicedirectora y el auxiliar del establecimiento. “Seis meses de exigir justicia porque, hasta ahora, en el ámbito de la Dirección General de Escuelas no hay ningún funcionario investigado ni sumariado. Los dejan renunciar y no investigan, ese es el mecanismo de la corrupción”, dijo al respecto Torre. “Si Sandra estuviese viva, hoy estaría separada de su cargo y con una investigación. Hubo 450 sumarios a directores por adherirse a los paros, o sea que a nosotros sí nos investigan. Acá hay dos muertos y no separaron a nadie del cargo”, sentenció. [Página12]

Comentarios