fbpx

EDUCACIÓN
Sin fecha, Provincia analiza la vuelta a las aulas, con prioridad a estudiantes con dificultades

Tras el reclamo de intendentes de la oposición, la directora de Educación empezó una ronda de consultas. Aclaró que se volverá de forma “progresiva” cuando mejore la situación epidemiológica.

Como en la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia evalúa un retorno paulatino a las aulas con prioridad para aquellos estudiantes con mayores dificultades de acceso al sistema educativo, ya sea por problemas de conectividad o de aprendizaje en este nuevo contexto.

Así lo adelantó hoy la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, a 10 intendentes a los que recibió luego de los pedidos de Juntos por el Cambio para retomar la presencialidad en las aulas. No obstante, la funcionaria no adelantó una fecha y dejó en claro que eso ocurrirá cuando la situación epidemiológica lo permita.

En el encuentro de este viernes, el Gobierno comenzó a definir una “agenda” para planificar la vuelta a las aulas de forma progresiva, con prioridad en aquellos estudiantes con mayores dificultades para acceder al sistema educativo.

Según se informó oficialmente, en el Gobierno remarcaron a los jefes comunales que “se están elaborando estándares epidemiológicos que permitirán trazar un sendero para comenzar a transitar la vuelta a las clases presenciales en forma progresiva”. No obstante, aclararon que, según el Consejo Federal de Educación, ello ocurrirá “en aquellos distritos en que el nivel de circulación del Covid-19 fuera bajo o nulo”.

En el encuentro “se definió una agenda para las próximas semanas para priorizar los distintos temas que permitirán planificar, organizar y prepararse para cuando sea posible comenzar a transitar progresivamente la vuelta a las clases presenciales”.

Aunque remarcó que las clases presenciales son “insustituibles”, la funcionaria provincial se cuidó de no establecer una fecha posible de regreso a las aulas, pero adelantó que el proceso “será progresivo y con estándares epidemiológicos que nos permitan transitar un camino seguro garantizando el doble objetivo de cuidar la salud y no dar pasos disruptivos que afecten la continuidad pedagógica”.

“Las decisiones se tomarán en forma consensuada con las autoridades nacionales en el Consejo Federal de Educación y con las autoridades sanitarias. El retorno a las clases presenciales tiene que darse generando seguridad a estudiantes, familias y trabajadores de la educación, con pasos firmes y sin medidas precipitadas”, agregó.