fbpx

ANUNCIAN AUMENTOS
Precios Máximos se prorrogaría hasta 2021, con subas de hasta 6%

Diversos empresarios que mantuvieron diálogo con el Gobierno aseguraron que el plan se extendería por 60 días, hasta el 31 de diciembre. El ajuste de precios autorizado llegaría al 6%.

Con el objetivo de mitigar los efectos de la inflación y proteger el poder adquisitivo, el programa de Precios Máximos -que vence el 31 de octubre- se prorrogaría hasta el próximo 31 de diciembre, con aumentos autorizados de hasta el 6%.

Fuentes privadas en contacto directo con el Ejecutivo adelantaron hoy que Precios Máximos “continuará hasta fin de año” y los incrementos llegarían al 6%, buscando serenar los ánimos empresariales que piden porcentajes superiores.

De acuerdo con conversaciones preliminares, habría una intención oficial de ir reduciendo el listado de productos, que actualmente superan los 2.300 bienes. “Se habla de una reducción escalonada y el plan no sabemos si termina a fin de año o sigue hasta principios del año que viene”, relataron las fuentes consultadas.

Siempre según las fuentes empresariales, habrá reuniones entre las firmas y el Gobierno durante el mes de noviembre para definir el tipo de incremento, en función de la estructura de costos.

VENTANA DE NEGOCIACIÓN

Aunque no hubo alusión a cuestiones temporales, la impresión que se llevaron algunos empresarios es que si bien “el Gobierno no tiene vocación de que sea ininterrumpido”, el programa ingresa “en una ventana de negociaciones otra vez, al compás del tema sanitario y la emergencia”, expresaron.

En las negociaciones anteriores, ocurridas en agosto último, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, agradeció el acompañamiento de la industria alimenticia por el abastecimiento y la aplicación de los protocolos.

En la actualidad, uno de los fenómenos de los que toma nota el Gobierno es el de los faltantes de productos incluidos en Precios Máximos, donde reina la especulación en torno al dólar y su impacto.

Precisamente, varias entidades supermercadistas apuntan contra sus propios proveedores por la presión ejercida para remarcar en góndola. Como no lo pueden hacer con los planes oficiales ya que se expondrían a fuertes multas, avanzan con listas nuevas por fuera del control gubernamental.