fbpx

PRORROGAN VENCIMIENTOS
Los pagos de tarjetas y cuotas de préstamos que vencen durante la cuarentena total se postergan al 1º de abril

Así lo dispuso una comunicación del Banco Central. El pago de toda clase de financiación bancaria para personas y empresas se prorroga hasta el fin de la cuarentena.

Los pagos de vencimientos de préstamos bancarios de todo tipo que caigan durante el período de aislamiento obligatorio se postergarán hasta el mes que viene. Así lo estableció una comunicación del Banco Central que regula la actividad financiera durante la cuarentena. Pagos de tarjetas, cuotas de préstamos personales, hipotecarios y hasta financiamiento empresario quedan prorrogados.

La Comunicación A 6942 que publicó el BCRA esta madrugada establece en uno de sus puntos que “los vencimientos de financiaciones de entidades financieras que se registren entre el 20 de marzo inclusive hasta el 31 de marzo de 2020 inclusive pasarán al 1º de abril de 2020”.

El alcance de esta disposición no estaba claro para los técnicos del sector en las primeras horas de la mañana, pero en base a conversaciones entre el regulador y los bancos se estableció que mientras dure el aislamiento social preventivo y voluntario destinado a contener la expansión de la epidemia de coronavirus COVID-19 en el país los bancos no cobrarán vencimientos de préstamos.

Cualquier vencimiento de tarjeta de crédito que tenga por fecha entre el 20 y el 31 de marzo se pasará al 1º de abril, lo mismo con todo el resto de los préstamos a personas y empresas.

Los bancos ya empezaron a comunicar a los clientes a través de sus páginas web y otras vías de contacto. La norma compensa en parte el resentimiento de la cadena de pagos que genera otro punto, el que suspende la compensación de cheques hasta después del período de aislamiento social preventivo.

Según explican en el mercado, los bancos suelen tener distintas estrategias para establecer las fechas de vencimiento de tarjetas y préstamos. Pero, en general, los vencimientos de plásticos tienden a concentrarse en los primeros días del mes, cerca de los pagos de los salarios. En especial, cuando se trata de cuentas sueldo. Lo mismo con todo lo que sea financiamiento al consumo o préstamos a jubilados.

Sin embargo, en lo que se llama “mercado general” -clientes que no perciben el sueldo en la entidad- y para créditos para empresas, los vencimientos suelen estar más distribuidos a lo largo del mes. También créditos prendarios, hipotecarios y otros. A esos tipos de financiaciones es a las que va a afectar la postergación. [Infobae]