fbpx

ALIMENTACIÓN
La nutricionista Rosana Ghiglieri destacó los hábitos alimentarios adquiridos en la pandemia

<span style='color:#f000000;font-size:14px;'>ALIMENTACIÓN</span><br>La nutricionista Rosana Ghiglieri destacó los hábitos alimentarios adquiridos en la pandemia
“Hoy por hoy tenemos una linda tendencia, a partir de la cual se ha vuelto a utilizar granos enteros, como, por ejemplo, lentejas, trigo, arroz con cáscara, sobre todo en alimentos frescos, lo que hizo que reemplacemos la comida industrial”, sostuvo.

La nutricionista Rosana Ghiglieri brindó detalles sobre la importancia de la alimentación saludable y los nuevos hábitos nutricionales adquiridos en la pandemia.

En este sentido, explicó: “Con esto debe haber estado todos en casa mucho tiempo por el contexto que nos toca vivir, nos terminamos convirtiendo en chefs, probando cosas nuevas, buscando recetas, lo que en muchos casos llevó a tener una alimentación más saludable”.

“Hoy por hoy tenemos una linda tendencia, a partir de la cual se ha vuelto a utilizar granos enteros, como, por ejemplo, lentejas, trigo, arroz con cáscara, sobre todo en alimentos frescos, lo que hizo que reemplacemos la comida industrial”, puntualizó.

De esta forma, expuso: “Un alimento al pasar por el proceso industrial va perdiendo los nutrientes, como los minerales y vitaminas, entonces volver a lo natural y lo fresco, no permite preservar cosas que nos hacen realmente muy bien y que el cuerpo necesita”.

“En el caso de algunos alimentos como son yogures, nos proveen nutrientes que son altamente beneficios para nuestra flora intestinal”, indicó.

De esta forma, amplió: “Nosotros en el intestino grueso, tenemos bacterias muy buenas o distorsionadas, según lo que prolifera, por eso necesitamos yogures o kéfir, que está muy de moda ahora, que aumenta la flora”.

Asimismo, sostuvo: “Los alimentos que tienen cáscaras y granos nos aportan prebióticos, es decir que son preciosos de la formación de esas bacterias y también de materia fecal”.

En conclusión, a esto, la profesional precisó: “Hay que acostumbrar al intestino, por eso hay que empezar de a poco, entendiendo que en el principio puede provocar problemas como gases, pero luego cuando se generan más bacterias, se adapta”.

Por último, en cuanto al colon irritable, que es una afección muy común entre la población, manifestó: “Con esta enfermedad se afecta la flora intestinal, entonces lo que se busca en los pacientes es cambiar mucho la alimentación en estas personas, para poder recomponerla”.