fbpx

CONFLICTO POLICIAL
A pesar del aumento salarial anunciado por el gobierno de Kicillof, continúa el reclamo de la Policía Bonaerense

La protesta por mejores condiciones de trabajo se extiende a los municipios de La Matanza, Merlo, Florencio Varela y Berazategui. “Si no dan los números esto puede terminar mal, puede haber un paro”, advirtió Nicolás Masi, secretario general del sindicato de policías

Efectivos de la policía bonaerense realizan protestas en distintos puntos de la Provincia en reclamo de mejores condiciones de trabajo

Efectivos de la policía bonaerense salieron nuevamente a las calles en distintos puntos de la Provincia de Buenos Aires para reclamar mejores condiciones de trabajo, a pesar del aumento salarial anunciado este martes por el gobierno de Axel Kicillof. En estos momentos se registran protestas en La Matanza, San Martín, Merlo, Florencio Varela, Berazategui, Quilmes y José C. Paz, entre otros distritos bonaerenses.

“La situación de los policías es malísima, en cuanto a la situación económica y las condiciones de trabajo. La pandemia lo que hizo fue agravar la situación”, aseguró esta mañana Nicolás Masi, secretario general de SIPOBA, el gremio policial.

Masi advirtió que “si no dan los números esto puede terminar mal” y no descartó un paro de actividades. “El policía quiere saber cuánto va a cobrar a fin de mes. Nosotros pedimos 60 mil pesos de sueldo de bolsillo para oficial ingresante”, dijo en Radio Mitre.

Esta mañana, el Gobierno bonaerense anticipó en conferencia de prensa que otorgará una “mejora salarial importante” a la Policía provincial, aunque afirmó que el aumento “estaba previsto y planeado” con anterioridad debido al “atraso de un 30 por ciento que hubo entre 2016 y 2019” en los ingresos de los uniformados.

“La idea del anuncio es dar certidumbre respecto de lo que va a pasar, ratificar que era algo que ya estaba previsto, pero por las circunstancias que se han vivido en el día de ayer nos parece pertinente ratificarlo y asegurarlo para dar tranquilidad a la fuerza policial”, resumió Carlos Bianco, jefe de Gabinete bonaerense, durante una conferencia de prensa.

Acompañado del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, el funcionario admitió que no esperaban protestas: “Nos sorprendió la retención de tareas porque hace 10 días que hablábamos de una recomposición salarial, pero lo importante es ratificar la intención para mejorar las condiciones de trabajo”. [Fuente: Infobae]