[OPINIÓN] 7 de abril Día Mundial de la Salud 2019

OPINIÓN

Salud Universal: Para todos, en todas partes. Por la Dra. Claudia Bogliolo

Dra. Claudia Bogliolo

“En la Argentina de Mauricio Macri se conmemora con un brutal ajuste presupuestario en salud y la desjerarquización del ministerio de Salud al rango de Secretaria”

Salud universal significa que todas las personas tengan acceso, sin discriminación alguna, a servicios de salud integrales de calidad, cuándo y dónde los necesitan, sin enfrentarlas a dificultades financieras. Requiere la definición e implementación de políticas y acciones con un enfoque multisectorial para abordar los determinantes sociales de la salud y fomentar el compromiso de toda la sociedad para promover la salud y bienestar.

Es lamentable en este día de Mundial de la Salud Universal tener que asistir con dolor a medidas del gobierno de Mauricio Macri de fuerte ajuste en el área de salud que se vieron reflejadas en los distintos los presupuestos aprobados, especialmente en el presupuesto 2019 y en cumplimiento de las condiciones impuestas por el FMI, a cambio de los desembolsos de dinero que sean necesarios para sobrellevar el fracaso económico del gobierno y así poder llegar lo menos golpeado posible a las elecciones de este año. Hay un fuerte ajuste en prevención y promoción de la salud, lo que forma la atención primaria, y las áreas más afectadas son la de prevención y control de enfermedades tropicales, con el riesgo de epidemias que conlleva, la detección del VIH, de las enfermedades de transmisión sexual y la capacitación de profesionales.

En lo que hace a la salud de los adolescentes, hay una reducción real de 45, 2 por ciento. Y respecto de los chicos en edad escolar (es el área la encargada de transferir dinero a las provincias para que realicen controles de salud en las escuelas), la reducción real comparada con el presupuesto 2018 más la inflación proyectada, es del 97,6 por ciento. En el área de Detección Temprana y Atención de Enfermedades Poco Frecuentes y Anomalías Congénitas, que se ocupa de la formación de profesionales, de la asistencia técnica a las provincias y de la compra de hormonas del crecimiento para niños de todo el país hubo una reducción real del 41,1 por ciento. Y en general en las áreas que forman parte del Programa de Atención de la Madre y el Niño, la reducción global es del 76,4 por ciento, considerando la inflación promedio estimada para 2019. Otro dato alarmante que deja al desnudo el ajuste en salud es el de la compra de leche fortificada, para asistencia nutricional de menores de 6 años, de 12 millones de kilos de leche en polvo fortificada, lo que significa 1.130.200 kilos menos que en 2018.

La desjerarquización del Ministerio de Salud al rango de Secretaria, que se profundiza con el ajuste presupuestario aumenta las desigualdades entre las distintas jurisdicciones y muestra una gravísima retirada del Estado nacional en la responsabilidad de garantizar el derecho a la salud de los argentinos, para descentralizar en las provincias la compra y distribución de los insumos. Estamos ante un ajuste que vulnera el derecho a la salud de la población en su conjunto. Esto implica que en poco tiempo el deterioro en la salud pública del país será un problema serio.

Comentarios